Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Callejón Informativo

Por: José Alam Chávez Jacobo

– Meses decisivos para alcaldes y legisladores con aspiraciones electorales

– Tendrán que evitar golpes mediáticos que los derriben

– La clave será el cabildeo en sus partidos y los resultados ofrecieron

– En cuatro meses no corregirán lo que no se hizo en dos años

– Iriarte, representante del PRI en el IEEM. ¿Lo siguen viendo para el CDE?

– Mónica Fragoso no necesita al Grupo Tlalnepantla para conseguir candidatura

– Eruviel Ávila cumplió su papel, ahora sus operadores tendrán que lograr consensos en el Congreso Local

Los próximos cuatro meses tendrán que ser aprovechados a plenitud por los alcaldes, diputados y funcionarios en turno, en términos de lograr el posicionamiento que requieren para amarrar la candidatura que más convenga a sus intereses, para lo cual será fundamental el trabajo de sus respectivos comunicadores y el cabildeo al interior de sus partidos políticos.

Por eso no debe resultar extraño que personajes como Sergio Mancilla, diputado por Naucalpan, rindan informes legislativos con el único fin de mostrar músculo, aunque en este caso por el contrario exhibió sus limitaciones políticas  y falta de control respecto de su propio equipo cercano que no tuvo capacidad de logística.

En el entorno político-electoral se observa a ciertos alcaldes y legisladores con reales posibilidades de ser considerados para contender el próximo año, pero tendrán que saber jugar sus cartas y consolidarse en los núcleos sociales sin descuidar el lado mediático, sobre todo para evitar ser blanco de ataques o equivocaciones que pudieran anotarse como irreversibles.

Los hay del lado del PRI, PRD, PT, PAN  y en algún caso de Nueva Alianza, toda vez que el Revolucionario Institucional tendrá que echar mano de sus figuras para mantener la hegemonía que logró en el proceso electoral local pasado, en tanto que la oposición en el Estado de México tendrá que buscar un repunte en relación con lo que han conseguido en otros años y lo que mantienen ahora y que además se encuentra en riesgo.

Sin embargo llama la atención que en algunos actores hay ánimos de triunfalismo desde ahora al anticipar que el próximo año jugará un papel especial el efecto Peña, dando por descontado que el ex Gobernador logrará la candidatura presidencial del PRI y por ende arrasarían con el candidato que sea, como se demostró en el 2000 cuando figuras de bajo peso arribaron a alcaldías y diputaciones arrastrados por el triunfo de Vicente Fox Quezada.

Centrarse en ese argumento podría ser peligroso en demarcaciones como Toluca, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Chalco e incluso Nezahualcóyotl, donde no puede minimizarse el resultado que significa la construcción de acuerdos, “abajo”, entre esos personajes de mediano perfil pero que definen una elección máxime si no encuentran espacios de participación en quien resulten electos como candidatos de sus respectivos institutos políticos.

Por eso lo más viable es que quienes pretendan saltar de su cargo actual hacia otro distinto el próximo año, tendrán que revisar sus posibilidades y los resultados que están ofreciendo; tanto a la comunidad como al interior de su propio partido político, antes de pensar en subirse a un barco que apenas está por definir si parte, aunque en la apariencia parezca que está a unos metros de la meta.

Situación adicional debe considerarse el posicionamiento mediático, pues no es lo básico para la obtención de las candidaturas máxime si aceptamos que en cuatro meses no se construirá lo que no se hizo en dos años, si acaso deberá cuidarse que la imagen actual nos caiga de un solo golpe, en algunos casos por descuido de los jefes de prensa. Los que saben aseguran que la imagen y la reputación se construyen con los años pero el desprestigio  puede ser contundente de un solo golpe.

Atajos

Por el centro: El nombramiento de Carlos Iriarte Mercado como representante del PRI ante el Instituto Electoral del Estado de México de inmediato provocó diversos comentarios al interior del partido, la mayoría va en el sentido de que esto confirma que no estaba considerado para la dirigencia estatal, como lo especuló la militancia, mientras los sectores de peso apuntan hacia Raúl Domínguez Rex, como lo hemos señalado en este espacio.

Por la derecha: La legisladora local Mónica Fragoso Maldonado  no la tiene tan fácil en Toluca pero tampoco imposible, por lo que debe mantener el paso que cada día la coloca como la figura ideal para la candidatura a la Presidencia Municipal, sin embargo podría hacerle daño que la vinculen como nueva adquisición del Grupo Tlalnepantla, esa corriente con influencia en el PAN mexiquense pero que no requiere para lograr la nominación, sobre todo porque hasta el momento le ha resultado benéfico ser considerada contraria a la corriente de los discípulos de Ulises Ramírez Núñez.

Por la izquierda: La asistencia del Gobernador Eruviel Ávila Villegas al Congreso Local, donde presentó y entregó siete iniciativas de Ley fue recibida con mucho agrado en todos los círculos socio-políticos, pero en unas semanas será calificado el trabajo de los operadores del mandatario, tanto en la Cámara como en la Secretaría General de Gobierno, pues sería una mala señal que las bancadas del PAN y del PRD rechacen las mismas, como el caso de la “prisión vitalicia” para delitos de alto impacto, como lo advierten desde ahora sus respectivos coordinadores; Oscar Sánchez Juárez y Arturo Piña García. ¿Acaso no se les ha respaldado sobremanera desde la parte oficial? ¿No sirvió de mucho la presencia del mandatario en el Congreso? Hay que esperar. El Gobernador Ávila jugó su papel, el resto es tarea de los operadores.