Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Callejón Informativo

Por: José Alam Chávez Jacobo 

– No hay razones políticas para aplazar relevo en el CDE del PRI

– Raúl Domínguez Rex dijo hace unos días que en un mes podría haber “humo blanco”

– Expectación por reunión programada para mañana en la tarde

– Varias invitaciones para una boda en Cantalagua se distribuyen en el círculo político

– PAN tendrá que medir riesgos en Zinacantepec

–  Mendoza Ayala se reúne con Rosendo Marín

En las próximas semanas o días podría determinarse si Raúl Domínguez Rex termina el año como dirigente estatal en funciones del PRI o si se elige un Comité Directivo en forma que se encargue del proceso electoral del 2012; por lo pronto hay incertidumbre si mañana hay señales claras en este sentido.

Y es que ayer por la tarde se comentó la posibilidad de que este mismo viernes haya sesión del Consejo Político Estatal donde se tendrían que elegir diferentes órganos de dirección del Revolucionario Institucional, pero algunos sectores especularon que dentro de la agenda podría incluirse el relevo de Rex.

 Obviamente para elegir presidente del CDE del PRI tiene que haber una convocatoria al Consejo por parte del CEN, lo cual puede darse el mismo día, lo seguro es que la sesión del CPE se reunirá mañana a fin de presentar estructuras nuevas, donde también podría definirse quién se queda en la secretaría General y en la Comisión de Procesos Internos que se encuentran vacantes.

Antes de la toma de protesta de Eruviel Ávila Villegas como Gobernador Constitucional del Estado de México, el propio Raúl Domínguez Rex respondió a pregunta expresa de quien esto escribe que en un mes tendría que elegirse CDE, mismo que se encargaría de las elecciones de alcaldes, diputados, senadores y la presidencial en lo que respecta al priísmo mexiquense.

Domínguez Rex señaló en esa breve entrevista que su partido desarrolla acciones de capacitación y fortalecimiento de las estructuras de cara a las elecciones y que se valoran los términos estatutarios porque se calculaba elegir al Comité Directivo Estatal en un mes.

El diputado federal fue electo delegado especial en funciones de presidente del CDE del PRI el 21 de julio, por lo que ayer cumplió dos meses en el cargo y no hay razones ya para aplazar el nombramiento de un CDE en forma, que tome el partido en sus manos y lo conduzca en los próximos procesos electorales.

Prácticamente está conformado el gabinete de Eruviel Ávila Villegas y no hay retos electorales en el futuro inmediato, lo que supondría que en cualquier momento habrá un acuerdo al interior de los grupos de peso para decidir a quién le corresponderá la titularidad del PRI y si es necesario que se trate de un personaje que su simple llegada signifique un equilibrio de fuerzas, respecto de quienes están en el Gobierno y los que no tuvieron ningún espacio importante en el gabinete.

 Atajos

Por la derecha: De plano en Zinacantepec, el PAN tendrá que medirle muy bien pues ante el desastre que significa el gobierno de Gustavo Vargas Cruz y la nula presencia de los actores locales de ese partido, dejar fuera de la candidatura a la alcaldía a Jonathan Sotero, sería una mala señal que se observaría en los resultados electorales y no puede perderse de vista que en el proceso pasado, hizo el gasto en la campaña acumulando una buen número de sufragios, por lo que sería ilógico volver a mandarlo a competir como si estuviera obligado al sacrificio mientras otros disfrutan de las mieles del poder por arreglos cupulares.

Por el centro: En los círculos políticos y de sociedad circulan invitaciones que antojan una buena convocatoria a la boda de la hija de un conocido personaje del PRI que se celebrará en los primeros días de octubre en la Hacienda Cantalagua, situada en Contepec, Michoacán, para la cual varios invitados preparan traje y corbata. Habrá que ver si entre la lista se encuentra Enrique Peña Nieto y el Gobernador Eruviel Ávila Villegas.

Por la izquierda: Interesante reunión entre Rubén Mendoza Ayala y Rosendo Marín, ex dirigente estatal del PRD, en el Valle de México, precisamente cuando varios personajes minimizan la posibilidad de que este partido abandere al ex alcalde de Tlalnepantla en los comicios del próximo año. Solo el tiempo disipará dudas.