Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Callejón Informativo

Por: José Alam Chávez Jacobo

  • Se confirmó la llegada de Lepe Lepe como líder en funciones del PRI
  • Los militantes anotan a Iriarte como próximo presidente del CDE
  •  Complicado sin el grupo Montiel y sin el respaldo del grupo que ostenta el poder
  •  En los círculos de peso anotan el nombre de Rex como el más viable
  • Los grupos internos propondrían en los días por venir
  •  Martha Hilda en la secretaría general y Mendoza en Organización, se especula
  • Oscar Sánchez tendrá que reforzar su imagen en los próximos meses para lo que viene

De inmediato los adelantados comenzaron a lanzar el nombre de Carlos Iriarte Mercado como posible carta para el Comité Directivo Estatal del PRI, lo que lejos de ayudarlo podría perjudicarle en su ya de por sí caída política, mientras que en los círculos de peso se maneja a Raúl Domínguez Rex como viable de acuerdo a las garantías que le representa al grupo que ostenta el poder en el Estado de México.

Y es que justo mientras se oficializaba la llegada de Humberto Lepe Lepe como nuevo delegado especial en funciones de presidente de CDE del PRI, tras la renuncia de Domínguez Rex, como se advirtió que sucedería en este espacio, varios Consejeros priístas daban por hecho que en unas semanas Iriarte será su nuevo líder, lo que se antoja complicado.

Es cierto que cuando dejó su espacio en el Congreso Local para ir como subsecretario General de Gobierno se pensó que sería toral en el aspecto de operación política, misma idea que se mantuvo cuando dejó la administración para ir a la Secretaría de Organización del CDE del PRI, pero fue en esa área donde precisamente se fue desdibujando Iriarte.

Incluso en campaña los que estuvieron cerca del equipo del actual gobernador Eruviel Ávila Villegas sostienen que Carlos Iriarte no tuvo poder de decisiones, incluso en alguna ocasión habría discrepado con el coordinador general de la campaña, Luis Videgaray Caso, situación que lo relegó en mayor medida del grupo que ostenta el poder desde el 16 de Septiembre.

No obstante, el nombre del titular de Seguridad Pública y Tránsito en el gobierno de Arturo Montiel Rojas, aparecía en diversos escenarios de quienes especulaban respecto al gabinete que integraría el mandatario mexiquense en turno, incluso lo colocaron como posible secretario general de Gobierno, pero la parte oficial respondió regresándolo al Congreso Local sin mayor fuerza.

El nombre de Carlos Iriarte se anotaba como seguro en el gabinete tomando en cuenta que sería un espacio cedido al grupo Montiel pero en esa corriente no lo sienten 100 por ciento dentro, lo que a mi parecer sigue siendo una realidad, por lo que se antoja complicado que esté anotado en la sucesión del PRI mexiquense, máxime si a ello le sumamos que tampoco forma parte del primer círculo de Eruviel Ávila.

La verdad en política pueden suceder cosas inimaginables por lo que el ascenso de Iriarte a la presidencia del PRI tendría que ser impulsada por el ex Gobernador Enrique Peña Nieto, pues no se observa por qué otra vía podría ascender.

Por eso desde hace la semana pasada decíamos en este espacio que es factible que sea el propio Raúl Domínguez Rex quien quede al frente del Comité Directivo Estatal que será electo en unas semanas, pero tendría que renunciar para acceder por la vía correcta a la dirigencia, dejando a cargo a quien se desempeñaba como delegado general del CEN del PRI.

Si fuera otro personaje distinto a Rex, quien estuviera acordado para la dirigencia del priísmo mexiquense, el relevo se habría realizado en automático, sin necesidad de sumar otro trámite, aunque está claro que en política todo puede suceder y no sería raro que en los días por venir se cayera la propuesta inicial y sea alguien más quien quede al frente del PRI para afrontar el reto electoral del año próximo.

 Atajos

Por el centro: Sea quien sea el nuevo presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, los conocedores anotan los nombres de Martha Hilda González Calderón como posible secretaria General y el de Enrique Mendoza Velásquez, en la secretaría de Organización. Habría que estar atentos a ver si se fortalece la propuesta de algún grupo de peso que también sostiene a Rex en la presidencia.

Por la derecha: Oscar Sánchez Juárez, actual presidente de la Mesa Directiva de la LVII Legislatura Local, se ha posicionado de manera importante al interior de su corriente en el PAN, mientras que en el aspecto público tendrá que aprovechar los meses por venir para adquirir el peso mediático que hasta el momento no ha podido consolidar, máxime si se le dan las cosas y se convierte en abanderado a Senador, posición que difícilmente podrían arrebatarle en votación los grupos contrarios de su partido. El legislador debe saber que al interior su propia corriente tiene un control importante pero en términos de la sociedad, su imagen tiene pendientes, sobre todo en las redes sociales.