Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Ordenador Político

*Pasarelas políticas se tornan eventos de los Cien Días
*Ante la inminencia de la selección de candidatos del PRI
*En la cual el gobernador Eruviel ävila tiene voto de calidad
*Que Higinio Martínez Miranda renunció ya al PRD

Es desde luego válido y legítimo, pero da la impresión de que los eventos dentro del programa “Cien Días” que marcan el inicio de la administración del gobernador ERUVIEL ÁVILA para recorrer los 125 municipios de la entidad y significar externamente un segundo acercamiento  del entrante mandatario estatal con la población que, como reconoce, gracias a ella ostenta ahora el elevado cargo de gobernador de la entidad que, en muchos aspectos, es emblemática de lo que sucede a escala nacional, de manera paralela y un tanto para los iniciados de su partido, son considerados también como una suerte de pasarelas en las que se escenifica el concurso de los personajes y grupos que de alguna manera aspiran a ser nominados por el partido del gobernador a los siguientes cargos de elección popular que se dirimirán el próximo año.

Desde luego que es útil para el gobernador que en estos primeros cien días de su gobierno y tras las apresuradas jornadas que le significaron los 45 días de su campaña proselitista y con la que llegó a obtener la mayor aceptación histórica que en términos electorales ha acumulado un gobernador mexiquense, retornar a los municipios, a las comunidades, para corroborar que esa aceptación estuvo fundada en un explícito convencimiento de la población en la validez de sus propuestas electorales y desde luego consolidar con ello la operatividad de su gobierno.

Pero dada la cercanía del momento de las decisiones que para su partido representa la próxima designación de los candidatos a los puestos de elección popular que representará la renovación de los 125 cabildos  municipales y las diputaciones en los 45 distritos electorales locales –para no hablar de las diputaciones federales y el senado de la República. Que nos comentan serán decididos en otras instancias del partido-, la tradición mexiquense da testimonio de que será el gobernador quien actúe como el fiel de la balanza para finalmente el PRI designe a sus candidatos.

En ese entendido, es bastante obvio – así se contemple desde la limitada perspectiva del confinamiento periodístico acostumbrado en las giras gubernamentales- que en estos momentos, los actos públicos dentro del programa de los “Cien Días”, son claramente vistos, por los priistas de las distintas regiones del estado, como oportunidades únicas para acercarse de manera inmediata al personaje que será finalmente quien concederá el voto de calidad para su anhelada nominación.

Además de los naturales aspirantes que se concentran ya casi abiertamente y como si se tratara de actos puramente partidarios, sucede también que en esos eventos se apersonan no tan sólo ellos, sino quienes en las regiones para el priismo actúan o han actuado como reconocidos o tradicionales caudillos del priismo regional, cuya opinión, se asume, será tomada en cuenta por el gobernador en el momento de las trascendentales decisiones de su partido

Así las cosas, es notable, como ayer sucediera en el bucólico municipio de Jocotitlán, precisamente en el Rancho Tiacaque,  donde el gobernador ERUVIEL ÁVILA encabezó una jornada más de sus primeros Cien Días, que en medio de las formalidades de la entrega de apoyos, desde luego necesarios para la población, los grupos de “aspirinas” se apersonaran en las primeras filas para a valores entendidos el gobernador  supiera que cuenta con ellos.

Pero también el gobernador pudo constatar que en ese escenario, no solamente figuraban los ex presidentes municipales y actuales alcaldes que como se sabe son factores de influencia, cuya presencia se justificaba dada la naturaleza oficial de la ocasión,  mas la presencia allí de un personaje como GUSTAVO CÁRDENAS MONROY, que como se sabe a escalado ya en su carrera elevados cargos de representación popular y encomienda gubernamental y fuera miembro del equipo del saliente gobernador ENRIQUE PEÑA NIETO, no puede significar sino que su calidad de representar una especie de caudillismo de la región,  que indefectiblemente debe ser tomado en cuenta en las decisiones políticas como las que se avecinan, debe y tiene que reconocerse, como ayer mismo los hizo el propio gobernador, con el sonoro espaldarazo que en términos políticos concedió a su persona, justificadamente desde luego.

Cabe esperarse que ese tipo de manifestaciones continuarán expresándose en los restantes poco más de cincuenta días del gobierno que inicia y en la circunstancia de que al gobernador ERUVIEL ÁVILA corresponde la delicada responsabilidad para su partido, de tomar las decisiones adecuadas que la circunstancia estatal –y nacional- demandan.

ENTRETELONES

Como una bomba política podría caer en estos días de muertos la versión profusamente difundida en los círculos políticos del Partido de la revolución Democrática, de que –posiblemente hoy mismo se anuncie- de que el tradicional dirigente dirigente perredista y actor de muchas batallas de ese partido y fundador de influyente grupo político, HIGINIO MARTÍNEZ MIRANDA, ha renuunciado ya definitivamente al PRD  para incorporarse de manera activa a las tareas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que encabeza ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR de quien se dice se dispone ya a ser nuevamente candidato presidencial . Lo malo es que la salida de HIGINIO del PRD solamente evidenciará la lamentable división que manifiesta ese partido y de la que el reciente proceso interno fue muestra casi vergonzante. Lástima.

 Luis Alberto Rodríguez