Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

PROMUEVE DIFEM PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA EN EL EDOMEX

El este año se registraron aproximadamente 10 mil 500 casos de cáncer mamario en el país, y son pocas las mujeres que se hacen una mastografía después de los 40 años de edad, advirtió Fernando Guisa Hohenstein, director general de la Fundación Mexicana de Fomento Educativo para la Prevención y Detección Oportuna de Cáncer de Mama, A.C. (FUCAM).

Al dictar una conferencia sobre el tema, en el Seminario de Capacitación para Titulares de los Sistemas Municipales, informó que de acuerdo con estadísticas, por cada mil mujeres examinadas, se detectan aproximadamente tres casos positivos., por lo que recomendó al sector femenino, que se practique este examen, al menos una vez al año.

En este espacio, organizado por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM), el médico afirmó que en el país, el cáncer de mamá es la primera causa de muerte por encima del cáncer cérvico uterino, y desmitificó la idea de que la enfermedad sea sinónimo de muerte, ya que si se detecta a tiempo, es de los padecimientos más curables.

Refirió que los países con menor índice de cáncer mamario son Corea, China y Japón, porque desde que nace la mujer consume soya, la cual contiene un estrógeno muy parecido al que produce el ovario, que protege la glándula mamaria; pero en México no es así, debido a que se consume de manera tardía.

Expuso que en los estados del sur de México, la incidencia es más baja porque su alimentación principal está basada en verduras y frutas, hacen ejercicio o intensa actividad física al transportar baldes de agua por varios kilómetros, y no comen carnes rojas por la falta de equipos de refrigeración, particularmente en la zona de cerrana.

Fernando Guisa aseguró que las mujeres tienen un gen cancerígeno que la ciencia no sabe cuándo se activa, siendo los factores de riesgo, el hereditario, por parte directe de la madre; que aparezca la menstruación de forma temprana o después de los 17 años de edad, así como un embarazo a partir de los 11 años, o después de los 35.

Agregó que las mujeres que no amamantan a sus hijos, tienen peligro de presentar la enfermedad, al igual que las que presentan obesidad, además de la menopausia después de los 55 años.

Paradójicamente, dijo, hay mujeres que sin tener un solo factor de riesgo, pueden presentar cáncer mamario, por lo que antes de los 40 años, una mastografía no sirve, debido  a que hay demasiado estrógeno en la mama; en cambio, un ultrasonido resulta sumamente útil.

El especialista enfatizó sobre la importancia de la promoción del autoexamen mamario mensual, porque la mujer es la responsable del cuidado de su salud, conoce su cuerpo y puede detectar alteraciones de forma o color en sus glándulas mamarias.

Indicó que se calcula que 90 por ciento de la patología mamaria es benigna, sin embargo, en el 10 por ciento restante, es en el que se presentan los casos de riesgo de muerte, cuando no se detecta a tiempo.