Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Edomex con más de 2 millones de fumadores.

El Instituto Mexiquense Contra las Adicciones (IMCA), dio a conocer cifras que indican que el 23.5 por ciento de la población del Estado de México, de entre 12 y 65 años son fumadores activos, lo que equivale a 2 millones 65 mil mexiquenses; también refirió que el consumo del tabaco se inicia alrededor de los 17.2 años.

Aseguró lo anterior el doctor Sergio Rojas Andersen, director del IMCA, quien agregó que 5 de cada 10 estudiantes de secundaria y bachillerato han fumado por lo menos una vez en su vida, y 14 de cada 100 fuman de manera habitual e inician el consumo de tabaco a los 13 años.

Dichas cifras son preocupantes, ya que la población joven es más vulnerable para el desarrollo de la adicción a la nicotina, aunado a ello, la alta disponibilidad de estos productos pues existen  estudios que de cada 10 tiendas alrededor de las secundarias de la ciudad de Toluca, se venden cigarros sueltos, puntualizó.

Agregó que lo que los jóvenes ignoran que anualmente en México fallecen 60 mil personas por enfermedades cuya causa está directamente relacionada con el consumo de tabaco, lo que significa que ocurren 165 muertos al día, es decir, una muerte cada 9 minutos.

Otro punto a destacar es el económico, ya que la evidencia muestra que cada fumador gasta en promedio 456.80 pesos al mes en la compra de cigarrillo; esto representa un desembolso aproximado de 5 mil 500 pesos anuales, sin considerar los costos de la parafernalia y utensilios asociados como encendedores, chicle para el mal aliento y desodorantes ambientales.

Por tal motivo y con el propósito de detener el cumulo de repercusiones en la salud provocadas por el tabaquismo, el IMCA impulsa la aplicación eficaz de políticas públicas para la reducción del consumo de tabaco y promover de manera permanente la creación de espacios 100 por ciento  libres de humo de tabaco.

Lo anterior con el propósito de evitar la exposición de los no fumadores al humo de tabaco ajeno y disminuir el consumo en lugares públicos como centros educativos, de trabajo y salud, entre otros. Con esto se motiva el respeto por quienes no fuman y toma de conciencia sobre los altos costos sanitarios generados por este importante problema de salud pública.

Finalmente, se dio a conocer que dicha medida se complementa con los servicios preventivos, de detección oportuna y tratamiento ofrecido por la red estatal de 31 Centros de Atención Primaria a las Adicciones (CAPAS), los cuales están ubicados estratégicamente en la entidad, en donde equipos de psicólogos, médicos y otros trabajadores de la salud, brindan atención especializada a quienes desean abandonar la conducta de fumar y promueven estilos de vida saludables para evitar que mas jóvenes comiencen con esta adicción.