Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Imagogenia

img_3142Como sabemos ya dio inicio formalmente el proceso electoral, los candidatos tienen la gran oportunidad de vendernos su imagen a un padrón electoral de más de 11 millones 300 mil mexiquenses durante un periodo de dos meses. Qué significa esto: hacer sus propuestas, vender sus ideas y presentarse ante su audiencia como el personaje más competitivo para gobernar el Estado de México.

Esto también significa que durante este tiempo estaremos saturados de una amplia cantidad de propaganda política y así todos los medios se verán desbordados con el tema electoral. Echar un vistazo a las redes sociales de los siete candidatos se traduce en ver diferentes colores, diferentes poses -algunas que rayan en lo ridículo- y encontrar una palabra en la que todos coinciden “cambio”.

Alfredo del Mazo, candidato priista trabajar con la frase “Fuerte y con todo” y en una pose que no luce nada natural acorde a su personalidad. Se le ha creado una imagen de perfecta producción, se le quitó tanto gel del cabello seguramente para evitar asociarlo con el presidente Enrique Peña Nieto y cambió los sacos por las camisas. Sin embargo, esto es lo menos relevante de todo pues en ninguno de los vídeos -perfectamente producidos- que sube a la red social Facebook muestra su lado empático y emocional -recordemos que a la mente le llegamos en primera por el corazón-, en sus vídeos muestra una imagen práctica y un discurso que aborda las problemáticas, no ofrece soluciones y mucho menos se presenta como un personaje que entienda estas temáticas sociales -es decir que de alguna forma las haya vivido- por el contrario construye en su discurso una especie de amenaza al decir que “cambiarlo todo puede significar también perderlo todo”. Es de reconocerse que Del Mazo es el candidato que más avance lleva en la publicación de spots, donde además repite su frase slogan hasta el punto del hartazgo, honestamente.

Por su parte la candidata panista, Josefina Vázquez Mota agrega el color rosa/morado a la construcción de sus diseños, un buen toque que podría agregarle jovialidad y que además hace referencia a lo femenino. Su slogan “¡Más que un cambio!” tiene muchos elementos que podrían aportarle a sus propuesta y a su discurso, aunque tiene un fuerte elemento en contra no es buena oradora. La oratoria es un arte y hemos visto a personajes como Michelle Obama dominarlo a la perfección, su punto clave era la autenticidad de sus discursos y como consecuencia la certeza con la que los emitía; Josefina deberá de trabajar en hacer más cortas sus intervenciones -mucho más concretas recordemos que cuenta con 7 min de atención real de su audiencia-, modular su voz y hablar desde su experiencia ya que esto la haría mucho más aterrizada al sentir social. Sumado a esto, la candidata tiene un pasado que pesa sobre su imagen la recordamos por ser la ex candidata que perdió, y puede ser que esto reste sobre la percepción de triunfo que todo contendiente político desea proyectar.

Delfina Gómez Alvarez como candidata del partido de AMLO, Morena, va bajo el slogan “la esperanza se vota” apelando al 100 por ciento a la capacidad emotiva del mexiquense. Está candidata trabaja una interesante frase en su discurso “no me temen a mi, nos temen a nosotros” lo que da la posibilidad de variantes a interpretar: 1. se refiere a los mexiquenses, 2. estará hablando de Andrés Manuel y su poder político o 3. Ambos; la cuestión es aclarar que a pesar de ser la candidata de AMLO y contar con el respaldo del partido, aún es capaz de proponer de propia voz y como una mujer que sabe lo que padecen la mayoría de las mexiquenses es decir una mujer con la que me identifico, un personaje empatico y sobre todo genuino; aunque esto puede verse coartado derivado del vídeo que circula en redes de ella aprendiendo a llorar lo que la proyecta como falsa y demasiado estudiada. Al igual que Josefina, la candidata de Morena debe de aprender a hablar en público pues se nota que no domina el escenario o el micrófono.

Con tantas opciones como lo externé anteriormente el votante tiene la obligación de analizarlas tanto como el panorama estatal. Por lo pronto estas son tres de los candidatos que tiene como opción, dentro de ocho días corresponde el turno a: Juan Zepeda candidato del PRD, Oscar González candidato del PT; y las dos opciones independientes Isidro Pastor y Teresa Castell.

 

Martha Nava Argüelles