Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Los operativos en transporte público rebasados por la delincuencia

operativosLa diputada Yomali Mondragón demandó a las autoridades estatales y municipales, a reorientar las diversas acciones y operativos para contrarrestar la incidencia delictiva en unidades de transporte de pasajeros, ya que de los 221 mil 760 delitos cometidos en suelo mexiquense durante el año pasado, al menos un 20 por ciento de ese total se registró en dicho rubro.

Prácticamente a diario se conoce de asaltos en transporte público, de ejecuciones de usuarios al resistirse asalto o de linchamientos de asaltantes a manos de pasajeros que han perdido la confianza en las autoridades.

Es evidente que las Bases de Operaciones Mixtas (BOM) y el operativo Transporte Estatal Seguro (TRES) han sido rebasadas y por mucho ante los hechos violentos a bordo de unidades de pasajeros.

La legisladora perredista afirmó que anteriormente los ilícitos se registraban en su mayoría por las noches y en zonas alejadas de vías primarias o grandes avenidas, y más en día de quincena o fines de semana.

Sin embargo, ahora los delitos ocurren prácticamente a cualquier hora del día y de la semana en vías como Paseo Tollocan, Avenida Ignacio Zaragoza, la llamada ruta de la Muerte en Indios Verdes- Ecatepec, Periférico, e incluso recientemente en vagones del metro que corren por la zona metropolitana o en paraderos en zona limítrofes con la CDMX, como son estación Cuatro Caminos, Indios Verdes, Pantitlán, El Rosario, Los Reyes, La Paz, entre otras.

Es de señalar que muchos de estos delitos no se denuncian, a menos que de por medio haya personas lesionadas o muertas al ser baleadas al negarse a entregar sus pertenencias.

A ello hay que sumarle los llamados asaltos psicológicos, es decir, aquellos donde sujetos en aparente estado de ebriedad, bajo los influjos de algún estupefaciente, y argumentando que acaban de salir del reclusorio,  “invitan cordialmente” a los usuarios a entregarles  “voluntariamente”, algunas monedas.

Son amenazas veladas, pues los sujetos en cuestión simulan llevar algún arma entre su ropa, al tiempo de señalar que acaban de salir del reclusorio donde convivieron con homicidas, violadores, drogadictos y secuestradores, que prefieren pedir unas monedas antes que arrancarles celulares, cadenas o bolsos.

Si bien las autoridades aplican operativos, es necesario reorientarlos para evitar más hechos como los antes señalados, finalizó la diputada Yomali Mondragón.