Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Cuauhtémoc Cárdenas descarta colaborar con alguno de los candidatos presidenciales

El excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenasrindió un homenaje a su padre, el general Lázaro Cárdenas, en el marco del 80 aniversario de la Expropiación Petrolera. 

Desde el Monumento a la Revolución, lamentó la actual situación de Pemex, tras la reforma energética impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual, opinó, es posible revertir.

“Este gobierno y aquellos intereses que desde fuera lo conducen quieren hacernos creer que la reforma energética es irreversible, que llegó para quedarse, que se han suscrito contratos a instrumentos legales que impiden cualquier cambio a la situación impuesta, que lo que está ya es imposible cambiarlo si no es a un altísimo costo aunque no se precisa cuál puede ser este“.

Para él lo que hoy “nos dice y repite el neoliberalismo”, “son palabras de las dictaduras de todos los tiempos que se han escuchado en los cinco continentes“.

“¿El costo de un cambio sería sumamente alto?, ¿qué tanto? No creo que más alto que haber arrojado a más de la mitad de los mexicanos a la pobreza; no más alto que haber forzado a 10 o 15 millones de mexicanos a emigrar en busca de cómo ganarse la vida; no más que mantener los salarios más bajos que los de todos aquellos países con los que se comercia.

“¿Será más que lo que ha costado Pemexgate, OHL, Oceanografía, Higa, Odebrecht, Fobaproa, sumados o por separado?

“No más que el deterioro de la calidad educativa, o las carencias de los servicios de salud. ¿Será más alto el costo que los costos de la corrupción y la impunidad?, ¿más elevado que los dineros públicos que los medios señalan se desviaron a los gobiernos de Veracruz, Chihuahua, Tabasco, Tamaulipas, Quintana Roo, etcétera?”, cuestionó.

Recordó cómo “señalaron que uno de los principales problemas de Pemex lo constituye el huachicol, una de las formas de robo a la empresa del gobierno, olvidándose de otras tan graves como los sobornos de Odebrecht, las comisiones que ocultamente se están cobrando por la importación de gasolinas, millones de litros diarios, los altos precios de estas así como el gas, los desvíos del Pemexgate o las contabilidades oscuras de las subsidiarias de Pemex, creadas en el extranjero, que operan en países en los que el derecho mexicano no es aplicable, por lo que sus cuentas no se auditan por la autoridad mexicana y el destino de sus utilidades nunca se ha hecho público”.

Cárdenas acusó el “abandono y la caída de la producción petroquímica, los recortes presupuestales a Pemex, las deficiencias de mantenimiento, el incremento de accidentes”.

Dijo que no se habla de la “enajenación de la quinta parte de los territorios submarinos del país, concesionados principalmente a consorcios extranjeros, para explotación de los ricos yacimientos de hidrocarburos que contienen” ni del “deterioro intencionado de las refinerías” o la importación de más del 70% de los combustibles que se consumen en México.

“Estas son algunas de las graves consecuencias de la contrarreforma energética“, la cual el gobierno lleva a cabo “atropelladamente” pero con objetivos claros: “entregar lo más pronto posible el presente y sobre todo el futuro petrolero de México y los mexicanos a intereses ajenos, aquellos que aprovechan la corrupción y entreguismo de las altas autoridades, aquellos mismos que fueron expropiados en 1938, junto con otros que les acompañan”.