Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Necesario, prevenir fallas por inundaciones en el Metro y reforzar la seguridad de los usuarios

Ante la llegada de la temporada de lluvias y el incremento en los delitos que se registran en el Sistema de Transporte Colectivo “Metro”, el senador José María Tapia Franco demandó al Gobierno de la Ciudad de México y a las autoridades de este sistema de transporte fortalecer las acciones, estrategias y programas de mantenimiento y seguridad, a fin de garantizar la integridad y el funcionamiento de calidad del servicio.

El senador Tapia Franco lamentó que el “Metro” se haya convertido en un medio de transporte caro, ineficiente e inseguro, que vulnera, dijo, la seguridad de sus usuarios, debido a los desperfectos y contingencias que se han hecho permanentes.

“A pesar de estar claramente identificadas estas problemáticas, no se han atendido con eficiencia y prontitud por el Sistema de Transporte Colectivo y el Gobierno de la Ciudad de México, por el contrario, en las últimas semanas se han agravado los episodios de saturación en los vagones, la inseguridad en las inmediaciones, los retrasos en los viajes y robos a estudiantes, amas de casa y público en general, que ponen en peligro su vida y patrimonio”, recalcó.

Aunado a lo anterior, el senador del PRI manifestó su preocupación por la llegada de la temporada de lluvias, al recordar que en años anteriores este transporte sufrió inundaciones, lo que repercutió en la calidad del servicio y en fallas en el mismo.

Recordó que el ingreso de agua a pasillos, andenes e incluso al cajón de vía por el que circulan los trenes es uno de los problemas principales que afecta al servicio durante las tormentas propias de la temporada.

“Se registran problemas muy fuertes de inundaciones que ocurren en Los Reyes y en La Paz (Línea A), que afectan a todas las instalaciones y a todos los usuarios. La gente no puede llegar a Los Reyes o La Paz cuando llueve mucho porque las vialidades se inundan y el Metro sigue funcionando”, mencionó.

Abundó que debido a las malas condiciones mecánicas y de comunicación entre los vagones y el centro de control, se han suscitado múltiples accidentes, basta mencionar que el 17 de marzo de 2015, una falla mantuvo sin servicio a cuatro estaciones de la línea 7 y el 4 de mayo del mismo año, en la Estación Oceanía se dio el choque de dos trenes, con un saldo de seis personas lesionadas.

“A decir de los usuarios, es común encontrar escaleras eléctricas descompuestas, lámparas fundidas, desprendimiento de plafones y estaciones sucias. Estas condiciones no sólo dan una mala imagen, sino que presentan un foco de infección y un escenario propicio para la delincuencia”, recalcó.