Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Bajo la Rosa

Bajo La Rosa

Por: Jorge A. Rosas.

En la antigua Roma, cuando había una reunión y en la puerta de la entrada se colgaba una rosa, los temas tratados eran confidenciales. (sub rosae)

 

  • La Austeridad Republicana y el Presupuesto 2019.
  • No bajará el precio de la gasolina en 2019.

 

Este sábado, el secretario de Hacienda y Crédito Público del Gobierno Federal, Carlos Urzúa presentó ante la Cámara de Diputados el Proyecto de Presupuesto Económico 2019 (PEP) que está integrado por los Criterios Generales de Política Económica, la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, mismo que tendrá que ser aprobado a más tardar el 31 de diciembre de este año.

 

Para este año, el gobierno federal tendrá 5,814,291.7 mil millones de pesos, de los cuales, 4,122,690.4 millones de pesos (el 71%) serán destinados al Gasto programable, es decir, al que se destina para proveer de bienes y servicios públicos a los mexicanos, mientras que los 1,691,601.0 millones de pesos restantes serán para el gasto no programable, es decir, será destinado al pago de deuda pública, intereses, y la distribución de recursos a estados y municipios por conceptos de participaciones federales (que por cierto aumentan y serán manejados por los llamados Super Delegados).

 

De entrada, el equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador contempló para la modernización y rehabilitación de la infraestructura aeroportuaria y de conectividad 18 mil millones de pesos, de los cuales 15 mil millones de pesos serán destinados para el aeropuerto de Santa Lucía y otros 6 mil millones de pesos del ejercicio 2019 para la construcción del Tren Maya.

Otros programas estandartes para el gobierno federal como el destinado para la pensión “para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores” y  la “Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente” tendrán un inversión de 984,464 mdp, recursos que se sumarán a la beca universal para estudiantes de nivel superior y a la construcción de las 100 universidades prometidas en campaña.

Pareciera que el incentivar las becas para quienes estudian una licenciatura y la construcción de nuevas universidades son, sin duda, muy importantes, pero entonces ¿por qué bajar los recursos que se destinan para el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en México así como para la cultura?, basta ver el recorte que se hará al departamento de investigación educativa del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, el recorte a la propia UNAM y que decir de la disminución de recursos al Instituto Nacional de Antropología e Historia y al propio CONACyT.

 

Solo se contempla un 0.3% de incremento presupuestal para las universidades públicas estatales mientras que existe una partida de 4 mil 965 mdp para financiar a partidos políticos nacionales (por cierto Morena será quien reciba más recursos públicos este año). A nivel estatal se gastarán también en partidos políticos otros 6,500 mdp aproximadamente.

 

El PEP prevé además una disminución de recursos para la atención a los pueblos indígenas que se suman a los recortes en la mayoría de los Órganos Constitucionales Autónomos; el Poder Legislativo tendrá un recorte cercano al 20%, la Cámara de Diputados y Senadores un recorte mayor al 22%, la Suprema Corte de Justicia de la Nación de poco más del 18%, el Tribunal Electoral casi el 35%, mientras que el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información un recorte de poco más del 17%.

 

Destacan además el incremento en secretarías como Energía (+961%) – Trabajo y Previsión Social (+932%) – Turismo (+116%) – Bienestar (+40.8%) – Defensa (+11.3%)  y Educación (+2.9%) que contrasta significativamente con la reducción cercana al 28% de los recursos destinados a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, y el casi 3% por ciento de disminución a la Secretaría de Salud.

 

La austeridad republicana no debiera entenderse sólo como disminuir las percepciones de servidores públicos, si no a saber en qué se gasta y a invertir mejor los recursos que se tienen, por lo pronto el proyecto de Presupuesto será turnado a comisiones para su discusión, y posterior aprobación, veremos si la mayoría legislativa permite que haya adecuaciones en temas que tienen que ser analizados, o simplemente el poder de los números terminará por aprobar lo que este sábado se presentó.

 

Por cierto, habrá que poner bajo la lupa también el análisis de las partidas 36101 (Difusión de Mensajes sobre actividades y programas gubernamentales) y la 36199 (Servicios de Comunicación y Publicidad) que fueron temas muy explotados en campaña y que fueron tan criticados en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

 

Tip: “El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene; y de explicar después por qué fue que no ocurrió lo que el predijo”, Winston Churchill.

 

La Ley de Ingresos SI incluye el IEPS, por lo tanto, al menos este año no bajará el precio de la gasolina como se había prometido en campaña.

 

[email protected]
Twitter: @Jorge_RosasC