Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Se está regularizando venta de combustible: AMLO

Pipas cargadas con combustible salen desde muy temprano de la refinería Azcapotzalco para distribuir gasolina en diferentes estaciones de la Ciudad de México.

Se reforzó vigilancia de ductos para normalizar abasto López Obrador

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, destacó que el abasto y el comportamiento de las ventas de combustibles se está regularizando en diversos estados del país.

En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, realizada en Palacio Nacional, dijo que, por ejemplo, en la Ciudad de México el suministro pasó de 10.8 millones de litros el pasado viernes 11 enero, a 11.6 millones de litros al sábado 12 de enero.

Mientras que en Jalisco se repuso el déficit de combustible, al pasar de 7.9 millones de litros a 16.8 millones de litros entre el periodo de referencia, y en el caso del Estado de México, las ventas pasaron de 10.5 millones a 16.8 millones de litros.

En cuanto a volumen e importe de ventas, destacó que en Jalisco están casi por recuperar la normalidad; en Guanajuato ha ido al alza, sin lograr la normalidad; mientras que en Michoacán el panorama es mejor y ya casi se está en el promedio de ventas que se tenía antes de la intervención de los ductos.

En Querétaro, explicó el funcionario Federal, se ha avanzado en el incremento de las ventas, porque entró en funcionamiento el ducto Tula-Querétaro; mientras que en el Estado de México, entidad con la mayor demanda y en la capital, donde se agotaron los inventarios, también se está normalizando.

Ello, ya que entró en funcionamiento de nuevo el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, el cual salió de servicio por varios días debido a tomas clandestinas y sabotajes, pero se restableció y tiene más de tres días trabajando de manera normal, lo que ayuda a satisfacer la demanda de la ciudad y parte de la zona metropolitana.

Para la vigilancia de los ductos, comentó, ha sido importante la participación de la Secretaría de la Defensa y de Marina, así como la de Seguridad Pública, y llegaron a la conclusión de que si se vigilan los ductos pueden operar con mayor eficiencia.

Y es que en 2013 el robo de combustible era de 38 mil barriles diarios, de los cuales 16 mil eran a través de los ductos y 22 mil barriles en las instalaciones de Pemex, tendencia que fue cambiando y en 2016 se hizo mucho más importante el tema de los ductos.

Así, en 2017 se perdieron en promedio 58 mil barriles diarios, 43 mil en ductos y 15 mil en instalaciones, y de enero a diciembre de 2018 el promedio fue de 65 mil barriles, de los cuales 56 mil fueron por ductos y nueve mil en instalaciones, “por lo que el problema iba creciendo de manera muy fuerte”.

Y bajo este esquema del combate al robo, estimó que se puedan reabrir siete ductos, lo que daría una oferta adicional al centro del país por 383 mil barriles, y si a esto se resta el déficit actual, se tendría un superávit de 290 mil barriles diarios, que permitiría reponer los inventarios.

 

Se reforzó vigilancia de ductos para normalizar abasto López Obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se reforzó la vigilancia en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el país, en especial el Tuxpan-Azcapotzalco, por lo que el abasto de combustible tiende a regularizarse, y precisó que no debemos afligirnos en la lucha contra el robo de combustible.

La vigilancia de los ductos, explicó, se fortaleció con mil agentes (custodios) de la Procuraduría General de la República (PGR) (guardaespaldas) que se retiraron a funcionarios públicos y particulares, así como con ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial que se reintegraron al Ejército.

En su conferencia matutina, agradeció a los mexicanos su ayuda para la transformación del país, ya que para ello se requiere la participación de todos, y destacó la colaboración decidida de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), Marina (Semar), la Policía Federal y de los trabajadores de Pemex que han cubierto largas jornadas para garantizar el abasto de combustibles.

Aseguró que pronto se regresará a la normalidad en la distribución de hidrocarburos en el país, y detalló que el ducto Tuxpan-Azcapotzalco estaba en poder de los huachicoleros, por lo que se debía tomar medidas para recuperarlo, puesto que por ese puerto veracruzano y ese conducto entra la mayor parte de las gasolinas importadas, 600 mil barriles diarios.

El pasado viernes a las 11 de la noche fue la última ruptura de ducto, que en promedio traslada 170 mil barriles diarios. Ahora, indicó “pincharon” un ducto en el municipio de Acambay, Estado de México.