Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Se vulneraron gravemente los derechos humanos de los seis indígenas de Tlanixco: Segob

Reivindica gobierno federal las acciones de los seis indígenas de Tlanixco como defensores del agua

El gobierno federal, a través de Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) reivindicó este jueves las acciones de seis indígenas de Tlanixco como defensores del derecho humano al agua y la tierra. 

“A lo largo de 16 años fueron objeto de un acto de abuso de autoridad en donde se vulneraron gravemente sus derechos humanos y, se alteró la vida, no sólo de sus familias, sino de toda una comunidad que se opuso al despojo de un recurso fundamental para el desarrollo de su actividad productiva, el agua; pero también al despojo de sus tierras en actos de corrupción, de la autoridad y de particulares”, afirmó.

El funcionario federal, a nombre del gobierno federal, recordó que Dominga González Martínez, Teófilo Pérez González, Pedro Sánchez Berriozabal, Rómulo Arias Mireles, Marco Antonio Pérez González y, Lorenzo Sánchez Berriozabal permanecieron 16 años encarcelados y sentenciados a 50 años de prisión “por delitos que no se les comprobó (…) vamos a estar pendientes para reparar el daño”.

Rodríguez Encinas afirmó que ante más casos similares que se registran a lo largo y ancho en el país, “el caso Tlanixco no sólo será una experiencia emblemática, sino queremos que sea el referente de la aplicación de justicia para muchos casos que existen. Estábamos revisando las cifras de cuántos defensores de derechos humanos, de defensores de recursos naturales tenemos en el país y vamos a estar revisando todos y cada uno de estos casos”.

El funcionario federal reconoció la labor de los integrantes del Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” quien acompaña el caso de los seis defensores del derecho humano al agua, que fueron sentenciados de manera inicial a penas corporales de más de 50 años.

La semana pasada, Michelle Bachelet, titular de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), recibió a los seis indígenas, hoy liberados, en la que le manifestaron la grave situación de carencia de defensores especializados en los usos y costumbres de comunidades y pueblos indígenas en nuestro país.

En julio pasado, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), que dirige Jan Jarab, afirmó que dicha sentencia se había pronunciado sobre la base de testimonios cuya credibilidad “se ve seriamente socavada por incluir señalamientos contra personas que no podían estar en el lugar de los hechos”.

“El proceso judicial relativo al mencionado caso carecería de las garantías del debido proceso, y la condena a 50 años de cárcel por los delitos de homicidio calificado y privación ilegal de la libertad habría sido adoptada para criminalizar a las personas defensoras involucradas en la defensa del derecho al agua”, resaltó el organismo internacional en el documento.