Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Tiene IFE elementos para detectar rebase de gastos de campaña.

A unos meses de que se lleve a cabo el proceso electoral para renovar la presidencia de la republica el senado y diputados entre otros Diputados del PRI, PAN y PRD, coincidieron en que el Instituto Federal Electoral (IFE) cuenta con los elementos y herramientas suficientes para detectar cualquier exceso de gastos de campaña de los candidatos a la Presidencia de la República, al tiempo que expresaron que las autoridades electorales deberán vigilar y monitorear los gastos de cada partido. El presidente de la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, Felipe Solís Acero (PRI), señaló que el IFE cuenta con mecanismos legales plenamente establecidos para fiscalizar los recursos de los candidatos, antes y después de los comicios, y vigilar que no se rebase el tope de gastos. “Hay condiciones adecuadas para que la sombra y el riesgo que siempre existe de dinero en las campañas sea superado en estas elecciones, la Unidad de Fiscalización del IFE puede actuar antes, durante y después de las campañas”, explicó. Solís Acero precisó que los topes de campaña son definiciones que hace el IFE para determinar la cantidad máxima que se puede gastar en una campaña electoral, y su propósito es generar equidad entre los candidatos. Explicó que la unidad de fiscalización puede hacer revisiones bancarias al candidato y a sus familiares, ya que no existe secreto bancario para el IFE, además de que tampoco hay secreto fiscal, por lo que el Instituto puede solicitar información de las declaraciones que haya hecho en años recientes el candidato y sus familiares. Por su parte, el vicecoordinador del grupo parlamentario del PAN, Carlos Alberto Pérez Cuevas, hizo un llamado a la autoridad electoral para que se mantenga en una revisión permanente de la entrada, uso y salida de recursos para las campañas electorales y enfatizó que los partidos tienen la obligación, de documentar todo los recursos que utilizan. “El llamado al IFE es que esté atento y que revise el uso de los recursos en las campañas. Debe haber una revisión permanentemente y pertinente; está obligado a revisar montos asignados y topes de campaña”, subrayó. Pérez Cuevas señaló que el rebasar el tope de campaña es una causal de invalidez de la elección, por lo que si un candidato gana la elección y se demuestra que rebasó el tope se invalida su triunfo, situación que ya ha sucedido a nivel local. El vicecoordinador del grupo parlamentario del PRD, José Luis Jaime Correa, señaló que el IFE cuenta con todos los instrumentos legales para vigilar que no se rebasen los topes, por lo que sólo es cuestión de que actué con firmeza y convicción. “Existe un blindaje por las herramientas legales de la reforma de 2007; ahora depende del órgano electoral, para que actúe con firmeza y convicción”, dijo. El diputado perredista enfatizó que su partido hace un llamado al IFE para que vigile el uso de recursos públicos y privados, sin que esto signifique una advertencia de lo que puede ocurrir. “Nosotros tenemos una confianza depositada en el instituto, nunca está de más recordarle estas facultades al IFE, no como una advertencia. Nosotros no queremos ser los sustitutos del órgano electoral”, subrayó. Cabe recordar que el Instituto Federal Electoral confirmó a principios de este mes que el tope máximo de gastos de campaña para los candidatos presidenciales, será de 336 millones 112 mil 084 pesos, tomando en cuenta financiamiento público y privado. El financiamiento total de gastos de campaña que se divide entre todos los partidos y coaliciones, cuyo proceso inició el 30 de marzo pasado y que concluirá el 27 de junio próximo, es de mil 680 millones 560 mil 420 pesos, de los cuales el IFE otorgó al PRI 537 millones 269 mil 854 pesos; al PAN, 424 millones 784 mil 163 pesos; al PRD, 225 millones 745 mil 363 pesos. Asimismo, el PVEM recibió 156 millones 507 mil 101 pesos; el PT 118 millones 98 mil 139 pesos; al; a Nueva Alianza, 115 millones 095 mil 669 pesos y a Movimiento Ciudadano, 103 millones 60 mil 128 pesos.

Por Ángel M Coronel.