Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Voces de alerta por alza de inseguridad en “El Ranchito”.

Locatarios, comerciantes, dueños de tiendas de conveniencia y transeúntes coinciden en que de unos meses a la fecha se disparó la inseguridad en la colonia Francisco Murguía (El Ranchito), donde diariamente se registran asaltos a negocios y transeúntes asi como robo de vehículos, sin que haya presencia policiaca.
Uno de los últimos hechos delictivos que se suscitó, fue el robo de cinco vehículos estacionados sobre la avenida Juan Álvarez, a plena luz de día y el asalto a un empresario a quien despojaron de 30 mil pesos en efectivo que minutos antes retiró de una sucursal bancaria ubicada sobre el Paseo Cristóbal Colón.
En dicha colonia céntrica de la ciudad de Toluca, se ubican varios negocios de diversos giros, entre ellos, imprentas, boutiques, tiendas de conveniencia, bisuterías, estéticas, comida rápida y casera, así como papelerías, cibercafés y de regalos. Sus propietarios, todos ellos coinciden en la nula vigilancia y el incremento de robos y asaltos; aunque algunos no hayan sido víctimas de la delincuencia, conocen a algún vecino que haya sido asaltado.
Tal es el caso del encargado de una imprenta ubicada sobre la calle Juan Aldama, esquina con Juan Álvarez, el señor Javier Anaya, quien señaló que los atracos no sólo son a los negocios, sino a transeúntes a quienes les quitan sus pertenencias cuando caminan por la solitaria calle.
“Nos ha tocado ver personas que pasan y aquí mismo a plena luz de día los han asaltado. Regularmente bajan los ladrones de autos sin placas, amagan a la persona y huyen, o hay otros que andan con gorra para evitar que los identifiquen”.
Sobre la calle Mariano Matamoros, las encargadas y dueñas de las siete boutiques que se ubican entre Ramón Corona y Francisco Murguía, también han sufrido el lastre de la delincuencia, orillándolas a implementar medidas de autoprotección, tales como alarmas de seguridad y cámaras de videovigilancia, incluso, mantenerse bajo llave, sospechando de cualquier cliente.
La tienda Oxxo, ubicada en la esquina de Benito Juárez y Juan Álvarez, no ha sido la excepción, pues el último robo sufrido fue hace quince días, cuando un par de jóvenes ingresaron al negocio alrededor de las nueve de la noche y se llevaron cuanto pudieron de valor.
Sobre Juan Álvarez, es constante el robo de vehículos, pues en lo que va del año han desaparecido al menos 14 automóviles, incluidas camionetas de lujo y de carga; mientras que el “cristalazo” sigue siendo la constante para hurtar autoestéreos, computadoras y teléfonos celulares dejados dentro de los automóviles.

Por Alejandro Campos